9 de junio de 2006

Humilde selección del Borges Verbal.

Diccionario de Borgerías

A
Acercamiento: Yo nunca he pensado, al escribir, en acercarme al pueblo. Bueno, en realidad, nunca he pensado en acercarme a nadie.
Admiraciones: El crimen no es admirable. Pero el coraje con que se lo ejecuta puede ser admirable. Desde luego la cobardía nunca es admirable: es despreciable.
Ahora: El ahora pasa muy pronto.
Amenaza: ¿De qué otra forma se puede amenazar que no sea de muerte? Lo interesante, lo original, sería que alguien lo amenazara a uno con la inmortalidad.
Amenaza III: La idea de un dios que amenaza con el infierno me parece ridícula. Y la idea de un premio, un soborno (el cielo) también, porque el haber obrado bien y tener la conciencia tranquila es ya su propio premio y no requiere premios adicionales, y mucho menos eternos. Pero nunca se sabe. Como decía mi padre: “este mundo es tan raro que todo es posible, hasta la Santísima Trinidad”.
Amistad II: Creo que es la pasión argentina esencial. Además, tiene grandes ventajas. Por ejemplo, el amor exige continuos milagros, exige reciprocidad. Si uno deja de ver a una persona por unos días se puede llegar a sentir muy desdichado. En cambio, la amistad puede prescindir de la frecuentación.
Amor: Las dos categorías de la felicidad son los amados y los amantes, y los que pueden prescindir de amor (que es lo que diría Fray Luis de León: “libre de amor, de celo / de odio, de esperanza, de recelo”). Pero uno siempre prefiere pertenecer a la primera categoría, ¿no?
Amor II: Amar al enemigo (como pide el Evangelio) no es una tarea para hombres, sino para ángeles.
Amor III: No sé por qué dicen que carezco de sentimientos. O que a mi vida le fueron negadas ciertas experiencias fundamentales. Supongo que se refieren al amor. Se equivocan (…). Puedo afirmar que he vivido enamorado. El primer amor de mi vida fue Ava Gardner. Solía ver sus películas. Dos veces por día.
Amor IV: Desgraciadamente, a los ochenta años se puedes estar enamorado. Es tarde para lo demás, pero no para uno. Yo escribo, precisamente, para distraerme del amor.
Ardores: Una cosa es estar enamorado y otra cosa es lo otro. Yo me eduqué en Suiza, donde hay prostíbulos, pero se entiende que son para hombres ya viejos (…). De cualquier forma, se entiende que el amor es un mal necesario.
Aristóteles: Sostener la seriedad esencial de la poesía es (…) estar de parte de Aristóteles que, ya lo sabemos, escribió aquello de que la poesía es más verdadera que la historia; es decir, para mí en los símbolos de la poesía hay una verdad esencial y si esa verdad no existe los símbolos no valen nada, son meros simulacros de símbolos.
Armonía: El hombre bueno es inteligente, y uno malo, es además, imbécil. Las aptitudes morales o intelectuales van juntas.
Arte: Que cada hombre construya su propia catedral, ¿Para qué vivir de obras de arte ajenas y antiguas?
Arte (y realidad): El escritor es un producto de su tiempo, pero el tiempo es también un producto del escritor. Los autores crean también la realidad. Oscar Wilde llegó a decir que en Londres había habido neblinas antes del pintor Wistler.
Artista: La más burda de las tentaciones del artista es la de ser un genio.
Azar: Es el nombre de nuestra inevitable ignorancia da al tejido infinito e incalculable de efectos y causas.

B
Bastón: Yo siento que, de algún modo, con mi bastón hay una cierta amistad. Pero es una amistad no compartida, porque el bastón no sabe que yo existo. Cansino Sáenz escribió sobre eso de que es tan triste el amor de las cosas porque las cosas no saben que uno existe. Una persona colecciona joyas o libros, pero está sola.
Beatos: Yo creo que es mejor pensar que Dios no acepta sobornos.
Belleza: Contrariamente a lo que se piensa, la belleza no es un hecho extraordinario. Es un hecho común y a todos no está permitido alcanzarla alguna vez.
Best Sellers: En mi época no había best sellers y no podíamos prostituirnos. No había quién comprara nuestra prostitución.
Biblioteca: La literatura es como una biblioteca infinita de la que cada individuo sólo puede leer una páginas pero es esas páginas esté lo esencial, quizás la literatura esté repitiendo siempre las mismas cosas con una acentuación, con una modulación ligeramente distinta.
Biblioteca II: Ordenar una biblioteca es una manera silenciosa de ejercer el arte de la critica literaria.

Biografía (autobiografía): Todo lo que uno escribe es finalmente autobiográfico, sólo que eso puede ser dicho: “Nací en tal año, en tal lugar” o también, “había un rey que tenía tres hijos”.
Blasfemia: Poner música a un poema es una blasfemia. Si es un poema, ya tiene música.
Borges: Los libros que se han escrito sobre mi no los leo. Los agradezco, pero no los leo. No me interesa el tema. O quizás me interese demasiado, y no quiero fomentar ese interés.
Borges II: Yo soy una superstición argentina. Por eso puedo decir impunemente cosas que otros no podrían decir sin correr peligro.
Borges III: Dicen que soy un gran escritor, agradezco esa curiosa opinión, pero no la comparto. El día de mañana, algunos lúcidos la refutarán fácilmente y me tildarán de impostor o chapucero o d ambas cosas a la vez. No he cultivado mi fama, que será efímera.
Borges IV: Somos muchos Borges. Somos muchos como decía Stevenson, (aunque) decir que uno es muchos s un modo jactancioso de decir que no es nadie, que uno es nadie.
Borraduras: No queremos aceptar que la muerte nos borra y que eso sí que es una buena noticia.

Buenos (sentimientos): Sospecho que la buena literatura se diferencia de la mala porque el fondo de la buena literatura, aunque sea una literatura triste, es valentía, fe y esperanza.

C
Capitanes: La palabra “capitán” tiene un prestigio literario que no poseen otros grados militares. Por ejemplo, en un poema la palabra general es totalmente ridícula. La palabra subteniente, absolutamente ineficaz. Cabo ranchero tampoco sirve. “Capitán” es el único título de la jerarquía militar que tiene prestigio literario.
Caprichos: He escrito muchos poemas de amor causados por muchas mujeres. Si estaba enamorado me salían uno, dos tres poemas. Si estaba encaprichado me salían muchos. A veces, dejados por la mujer elegida, sólo nos queda el goce de estar tistes por la mujer que nos falta. El amor es eterno mientras dura.
Cara: Quisiera saber cómo es la cara de Borges ahora. Yo no sé qué atroz anciano está acechándome. Usted tal vez me pueda contar cómo es mi cara.
Cartas (bravas): Yo tengo todas las cartas bravas (triunfos): viejo, poeta, ciego, sudamericano. Ser viejo, se con simpatía. Ser poeta, se ve con simpatía. Ser ciego, lo convierte a uno en Homero o en Milton. Y ser sudamericano… ya lo ven como si fuera un llanero.
Castigo: Hay una frase terrible de Hegel que dice que el castigo es el derecho del criminal. Parece una frase cruel, pero no: si el castigo redime, el criminal tiene derecho a ser castigado, a ser redimido. Esa frase se ha juzgado como cínica pero quizá no lo sea.
Cartesianismo: Yo creo que el rigor de Descartes es aparente o ficticio. Y eso se nota en el hecho que parte de un pensamiento riguroso y al final llega a algo tan extraordinario como la fe católica. Parte del rigor y llega… al Vaticano.
Catecismo: Yo no sé dar conferencias y por eso prefiero el diálogo. Con el tiempo he comprendido que el interrogatorio, el catecismo (preguntas y respuestas) es la mejor forma. Al principio se empieza con la solemnidad y con timidez y luego todo el mundo va entrando en el juego.
Católicos: en mi país, si se le pregunta a alguien si es católico, responde que sí. Se le dice: ¿Entonces usted cree en la Trinidad? ¡No, pero soy católico! ¿Entonces usted cree en la absolución? ¡No, pero soy católico! ¿Usted cree en la Inmaculada? ¡No, pero soy católico! Mi madre era católica y no creía en el infierno.
Católicos (II): Los católicos argentinos creen en el mundo ultraterreno, pero he notado que no se interesan por él. Conmigo ocurre lo contrario: me interesa y no creo.
Cervantes: No cabe duda que Cervantes conocía muy bien a Don Quijote y podía creer en él. Nuestra creencia en la creencia del novelista salva todas las negligencias y fallas.
Cine: Yo recuerdo cómo nos entristeció a todos cuando apareció el cine en colores. Fue como el cine sonoro: dos calamidades.
Cine (II): ahora, que yo no veo, sólo me falta ser también sordo para librarme del todo de los films malos.
Círculo: La vida del escritor, es una vida solitaria. Uno cree estar solo y al cabo de los años, si los astros son propicios, uno descubre que está en el centro de una especie de vasto círculo de amigos invisibles.
Circunstancia: Si yo hubiera nacido en un país de antigua y rica cultura, posiblemente mi obra habría pasado inadvertida. En cambio he tenido la suerte – suerte literaria, digamos- de ser un sudamericano, y eso ha hecho que se exagere el mérito de lo que yo he escrito.
Ciudades: La mejor relación que se puede tener con las ciudades es la nostalgia.
Clases: No conviene que haya mendigos. Ni que haya millonarios. Son dos errores. En un estado perfecto, estarán prohibidos.
Clásico: podrían perderse todos los ejemplares de El Quijote, en castellano y en las traducciones; podrían perderse todos, pero ya la figura de Don Quijote es parte de la memoria de la humanidad. Lo mismo ocurre con las fábulas de Kafka. Cuando se lo lea en el futuro no se sabrá muy bien en qué época escribió.
Cobardía: Yo deseaba ser militar, pero ahora sé que no me era posible porque soy muy cobarde. A medida que el hombre se vuelve más complejo, también se vuelve más cobarde. Ya para ser un buen soldado es mejor ser un poco estúpido.
Coito (II): El coito es aquel momento de la dicha en que cada uno es los dos, la unión en que nos perdemos para perdernos luego en el sueño.
Compañía: Yo siento de un modo muy grato la compañía, siempre que no sea excesiva, siempre que no se trate de una penitenciaría, de in cóctel party o de una reunión de la Academia.
Compromiso: Yo tenía entendido que sólo existía buena y mala literatura. Eso de literatura comprometida me suena lo mismo que equitación protestante.
Compromiso (II): La literatura debe estar comprometida con la literatura, aunque el arte comprometido puede servir como un estímulo en la creación. Si Walt Withman no hubiera creído en la democracia, con seguridad no hubiese producido esos poemas que escribió. Y, desde luego, es evidente que si hay una revolución en un país, esa revolución puede despertar entusiasmos.
Compromiso (III): Un escritor comprometido es aquel que prefiere la política a la literatura.
Comunistas: Hay comunistas que sostienen que ser anticomunista es ser fascista. Esto es tan incomprensible como decir que no ser católico es ser mormón.
Contempasión: No se puede contemplar sin pasión. Quien contempla desapasionadamente, no contempla.
Costumbre (s): Uno llega a sentir como horrible el lugar en que uno está. Pero al mismo tiempo uno lo quiere. Yo diría que la patria es una mala costumbre. Pero precisamos esa costumbre.
Crear: Es como un alivio, como un olvidarme de mí mismo o de acordarme de lo que me sucede un modo muy íntimo (…) lo cual equivale a las palabras de los Machado: Manuel: Cantando la pena/ la pena se olvida.
Creencias: Hay gente que cree en los fantasmas y no podemos enojarnos con ellos. Otros creen en Dios… tal vez eso sea más probable.
Cristo: Siempre le he tenido una admiración muy especial. Sin embargo, siento que hay algo que le sobra a Cristo, o que le falta, y que no lo hace todo lo simpático que fuera de desear. Hay algo como de político, que no acaba de convencer. Inclusive, por momentos me parece hasta demagógico. Por ejemplo, aquello de que los últimos serán los primeros. ¿Por qué? O aquellos de que los pobres de espíritu heredarán la tierra. ¿Por qué? No lo entiendo. Y menos entiendo esa idea de miserable de que los ricos no entrarán al Reino de los Cielos porque aquí en la tierra ya recibieron su recompensa. Si el Reino de los Cielos es eterno ¿cómo se puede comparársele a unos cuantos años de supuesta felicidad aquí en la Tierra?
Crueldad: Quizás para ser valiente sea necesario ser cruel, o quizás ser cruel ayude a ser valiente. Puede haber una acción recíproca.
Cuerpo (y alma): De algún modo, uno es el cuerpo. Si mi cuerpo tiene miedo, yo tengo miedo; si mi cuerpo llora, es que estoy triste; si mi cuerpo se apasiona, es que estoy enamorado. (En cambio) la palabra alma es tan vaga… Sería mejor remplazarla por la palabra conciencia.
Curaciones: Bioy Casares fue el que me curó, poco a poco, de mi amor por lo barroco. Yo tendía siempre a la pedantería, arcaísmo, el neologismo, y él me curó de todo eso.

D
Dar: uno puede dar lo que no tiene. Por ejemplo, una persona puede dar felicidad y no ser feliz, puede dar miedo y no estar aterrado. Y puede dar sabiduría y no tenerla. Todo es tan misterioso en el mundo.
Definir: Sólo se puede definir lo abstracto: un polígono, o un congreso. Pero, cómo definir el sabor del café o esa tristeza agradable de los atardeceres o esa esperanza, sin duda ilusoria, que uno puede sentir por la mañana. Definir es expresar algo en otras palabras y esas otras palabras pueden ser menos expresivas que lo definido.
Definir (II): Lo esencial es indefinible. ¿Cómo definir el color amarillo, el amor, la patria, el sabor del café? ¿Cómo definir a una persona que queremos? No se puede.
Deportes: ¡Qué misteriosa es la belleza! Browing dijo alguna vez: “Cuando nos sentimos seguros ocurre algo: una puesta de sol, la muerte de un amigo, el final de un coro de Eurípides, y otra vez estamos perdidos”.
Diferencias: La diferencia entre prosa y poesía está en el lector.
Dios (sus propiedades): la idea de un Dios sabio, todopoderoso y que, además, nos ama, es una de las creaciones más audaces de la literatura fantástica. A pesar de todo, prefería que la idea de Dios perteneciese a la literatura realista.
Dios (es): Creer en un solo Dios me parece una miseria. Habiendo tantos dioses creer en uno solo es un exceso de economía.
Dios (su existencia): Suponiendo que Dios existe, hipótesis que no tenemos por qué admitir, sentirá sin duda que cada hormiga es individual y distinta. Si no ¡por qué crea tantos seres? Salvo que a Dios le interese la cantidad y no la calidad, lo cual sería evidenciado por los mosquitos y quizá cada mosquito sea precioso para Dios y, más lejos, Hitler también sea precioso para Dios.
Dios (su belleza): ¿Cómo un dios que se hace hombre, que está a favor de los pobres de espíritu, de los humildes, de los desheredados de la tierra, va a autoconcebirse como un ser bello? Sería un acto injusto de Dios. Sería un acto racista de Dios. Imposible. Por eso, Cristo debió haber sido francamente feo, y todas esas pinturas que nos lo muestran hermoso son pura tontería.
Disolvente: Creo que la gente que está demasiado segura de la realidad y de sí misma, vive una vida muy pobre. La filosofía ayuda a vivir. Por ejemplo, si pienso que la vida es un sueño puede que haya en ello algo fantástico o peligroso y puedo alguna vez creer que estoy viviendo una pesadilla. Pero si pienso en la realidad como algo firme e invariable eso es todavía peor ¿no? Creo que la filosofía puede dar al mundo cierto sentido de vaguedad, pero esa vaguedad es para bien. En cierto sentido, la filosofía disuelve la realidad, pero como la realidad no es siempre demasiado agradable, tal disolución te ayudará.
Distancias: Antes las distancias eran mayores, porque el espacio se mide por el tiempo.
Dormir: Al dormir, uno se olvida de sí mismo. Y al despertarse, se recuerda.

E

Ecología: el sentido de la naturaleza es algo nuevo, que no existió antes de los románticos. Los antiguos no lo tenían. Pensemos en las siete maravillas del mundo. Para un griego, para un romano, por ejemplo, Los Alpes eran horribles. A Dante, la selva le parecía espantosa.
Economía: cuantas menos palabras tenga un idioma, mejor. Es muy malo eso de amontonar palabras.
Elemental: No se puede ser virtuoso si se carece de lo elemental para vivir.
El Quijote: No recuerdo que en el Quijote haya paisajes.No sé si llueve alguna vez en la novela, creo que no. El escritor documentado es un invento de la novela francesa del siglo XIX. Ese escrúpulo corresponde a Flaubert y no a Cervantes.
Emma Zunz: Ese cuento no me gusta. El argumento me lo dio Cecilia Ingenieros. Luego hablé con un médico y un comisario, quienes opinaron que, desde luego, ese cuento no era realista. Porque es imposible que un (solo) hombre viole a una mujer, lo que ya sabía Cervantes en el Quijote. Para violar a una mujer se necesitan dos o tres hombres. Si una mujer denuncia que ha sido violada por un hombre, no se la toma en serio. Es más bien una idea literaria sobre el estupro.
Envidia: El tema de la envidia es muy español. Los españoles están siempre pensando en la envidia. Para decir que algo es bueno dicen que es “envidiable”.
Epater (les bourgeois): El burgués ha sido “epatado” tantas veces que ya bosteza cuando quieren epatarlo. Está curado de espanto, para usar una buena frase española.
Épica: lo épico está en el hecho de que un hombre, por una causa cualquiera –no importa si es justa o injusta porque a la larga todas las causas son justas o injustas- se olvide de su destino personal.
Epitafio: Me arepiento de todo lo que he escrito. pero estoy seguro de que quien toque cada uno cada uno de mis libros tocará a un hombre. Y como decía Withman: “El lector sabe que cuando es de noche, estamos solos los dos”.
Escepticismo: Posiblemente, si se practica exclusivamente con la razón uno llegue a ser esceptico de lo que conoce. Y lo mismo los poetas respecto del lenguaje, precisamente porque lo manejan y conocen sus límites.
Escribir: Para mi es como es desahogo, como una forma de liberar ideas. No puedo entender a aquella gente para la cual escribir es una tortura. Si alguien se pone a escribir y le resulta pesado o trabajoso, hay un solo diagnóstco: no es su vocación.
Escribir (II): Escribir es siempre un placer, más allá del valor de lo que se escribe.
Escritor: Todo escritor deja dos obras: una la escrita; otra, la imagen que queda de él.
Escritor (II): Lo menos importante de un escritor son sus opiniones. No es tan fácil la literatura. No depende de nuestras opiniones ni se hace con ellas.
Escritura: Todo (buen) escritor huye, se va despojando de todo lo que pueda parecer barroco y tiende a la sencillez, a la búsqueda de textos más y más sencillos, casi anónimos. Todas las páginas, finalmente, serán páginas en blanco. Esperémoslo.
Esfuerzos: No debemos tratar de ser modernos o contempóraneos porque fatalmente (y a veces, tristemente) ya lo somos. No podemos ser otra cosa.
España (III): Los españoles hablan muy mal el español, no saben pronunciarlo. Quizás es por eso que lo aman tanto: para ellos es una lengua extranjera.
España (V): Es una tierra donde hay pocas cosas, pero donde cada una parece estar de un modo sustantivo y eterno.
Especiallidades: El primer ajedrecista del mundo no es más que el primer ajedrecista del mundo. Es como aquel peón “tigrero” que conocía mi padre: mataba pumas, pero era lo único que sabía hacer.
Especialidades (II): La función del critico es equivocarse, especializarse en el cuidadoso error.
Espejos: no me gustan nada o me gustan demasiado. Ahora, claro, me he librado de ellos. Porque la ceguera es un modo drástico de borrar los espejos.
Esperanza: espero ser juzgado por lo he escrito, no por lo que he dicho o me han hecho decir. Yo soy sincero en este momento, pero quizá dentro de media hora ya no esté de acuerdo con lo que he dcho. En cambio, cuando uno escribe, tiene tiempo de reflexionar y de corregirlo.
Esperanza (II): La esperanza es un deber. Pero, a veces es un deber arduo o quizás imposible.
Estadística: La democracia es una superstición basada en la estadística.
Estar: Quizá el verdadero modo de estar en un lugar sea el estar lejos y añorarlo ¿no?
Estilo: Es curioso advertir que el estilo de Dios es casi idéntico al de Víctor Hugo.
Ética: Quizá la ética sea una ciencia que ha desaparecido del mundo entero. No importa: tendremos que inventarla otra vez.
Estilo (II): Para llegar a escribir de un modo más o menos decoroso, he necesitado llegar a los setenta años. Porque hubo una época en que yo quería escribir en español antiguo. Luego hubo una época en que quise escrbir a la manera de aquellos escritores del siglo XVIII que, a su vez, querían escribir como Séneca; y luego pensé que tenía el deber de ser argentino. Entonces adquirí un diccionario de argentinismos y me dediqué a ser criollo profesionalmente hasta el punto que mi madre me dijo que no entendía lo que yo había escrito, porque ella no conocía el diccionario ese y hablaba como una criolla normal. Y, ahora, creo que he llegado a escribir de un modo más o menos sencillo. Recuerdo una frase de George Moore que me impresionó. Para elogiar a alguien, dijo: “Escribía en un estilo casi anónimo”.
Estupidez: Creo que la mayoria de la gente es bastante estúpida. Sin excluir a los intelectuales que, dicho sea de paso, no sé por qué los llaman intelectuales.

19 Comments:

At sábado, junio 10, 2006 4:21:00 p. m., Blogger Alvaro said...

Todos los conceptos son interesantes, sin embargo, el más llamativo y que me ha dejado pensando es el de amenaza III.

Raro como expone la amenaza del infierno y la idea del premio eterno. Es tan natural su análisis que nos invita a meditar sobre como ha planteado la iglesia sus principios básicos.

 
At domingo, junio 11, 2006 1:32:00 p. m., Blogger Luz Estevez said...

Me parecio excelente! su manera de ver la vida siempre fue increiblemente divina.
Suerte!

 
At lunes, junio 12, 2006 4:08:00 a. m., Blogger Juan Pablo Belair Moreno said...

Exquisito leer a Borges... siempre. Me gusta mucho su auto-acepción aunque definitivamente no le acertó a ésta, o bien a la definición de arte (lo digo por la vanidad que sería no aceptarse genio después de reconocer su pluma).
Naranjita, gracias por el aporte cultural, pero prefiero tus escritos, porque derechamente me gustan y porque además no los encuentro en la biblioteca. Un beso borgiano.

 
At lunes, junio 12, 2006 11:13:00 p. m., Anonymous Ignacio said...

Ciertamente la belleza no es algo extraordinario, está en casi todo el mundo, con distintas interpretaciones como dice su amigo de blog de poesia por el que la descrubri, pero lo que no dijo el maestro mas grande de mi tierra es que hay grados de belleza y del 1 al 10, usted es un 10, sin lugar a dudas.

 
At martes, junio 13, 2006 12:15:00 a. m., Blogger El Rajá Rafa said...

Ay linda "naranjita", así que le dio con el Don Borges, recuero el dolor de pie por acompañarte en busca de "EL" libro que te tenia enfermita!
Me temo que por este lado va ese convencimiento tuyo de la visión de Dios que te he leído y escuchado...

Un abrazo cariñoso, Rafaelín

 
At martes, junio 13, 2006 1:36:00 a. m., Anonymous Anónimo said...

GRACIAS POR LA RECOPILACION... SOY UN FELIGRES DEL GRAN BORGES

UN ABRAZO

EL CAPITAN

 
At martes, junio 13, 2006 1:24:00 p. m., Blogger Pilar said...

Ufff Blasfemia me dejó fria, recordé "Alturas de Machupicchu" de Pablo Neruda...

Me encantó este particular diccionario Clementina, gracias. Habrá más?...

Saludosssss.-

 
At jueves, junio 15, 2006 12:15:00 a. m., Blogger Pablillous said...

esto continua?

espectacular..

 
At jueves, junio 15, 2006 10:54:00 a. m., Anonymous Anónimo said...

Hola "Clem". Tú me presentaste a Borges hace mil años y lo respeto tanto como tú y es muy buena idea que lo hayas escrito aquí. Esta debe ser la cuarta o quintas vez que entro a tu blog y en odo caso, siempre leo un poco para atrás para saber esas cosas que no dices, y que hay que sacarte de a poquito e inteligentemente, para que no te el ataque de caspa, que igual disimulas.
Amiga querida, y esto me lo vas a tener que perdonar, pero aquí mismo te diré que sé súper bien que escribes cosas asi para no escribir lo que te pasa a tí. Anoche me quedó claro tu tono de voz. Sé que andas mal y que te sientes muy sola. No me lo tienes que decir, pero me preocupa más que no seas capaz de buscar ayuda. No quiero que llegues al límite como te pasó antes...

Te lo digo en nombre del cariño que hay aquí y en nombre de la distancia del tamaño del Atlántico que nos separa.

Un beso, un cariño y miles de flores y sonrisas querida pecosa.

Gastón.

 
At viernes, junio 16, 2006 3:38:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Me detengo en la definición de amistad que da. Si bien me parece acertada, no dejo de pensar en que escribió o dijo eso desde l herida de su soledad, y la de amor, no creo que pasa del particular humor del amigo Borges.

Viene la C y la D?

Dr. Alan.

 
At viernes, junio 16, 2006 10:04:00 p. m., Blogger rafico said...

Que profundidad en cada párrafo, NO, en cada línea.

He aprendido que la complejidad, es lo que nos mantiene “vivos”,

-Azar: Es el nombre de nuestra inevitable ignorancia da al tejido infinito e incalculable de efectos y causas.-

Aportaría que es la herramienta para hacernos diversos y por ello no vulnerables.

 
At viernes, junio 16, 2006 10:09:00 p. m., Blogger rafico said...

-----
PD
(1) Seré sincero, fue difícil leer este post, cada frase ofrece un sin número de reflexiones.
(2) Agradezco tu deferencia para conmigo, pero quiero esperar que decante el diseño de mi Blog, antes de incluir música en él, de seguro, cuando le dedique otro tiempo al diseño, recurriré a ti para una ayudita. Sos un amor.

Hasta pronto, un abrazo.

 
At viernes, junio 16, 2006 10:32:00 p. m., Blogger Clementina said...

Rafico, es verdad, es fuerte y grande cada párrafo. Vieras el libro, búscalo, se llama Borges Verbal.

A quienes peguntan si hay más. Tengo la intención de poner un poco de el cada cierto tiempo. Le haré un link especial y todo, para que siempre esté a la mano de quien lo desee. Quiero que quienes no puedan comprarse libros, los tengan, sobre todo en Chile que son tan caros, lo mismo con la música.

JP: no se preocupe, siempre habrá algo que me estrangule el cuello y termine siendo desparramado aca. Para eso, ni más ni menos, me hice el blog.

Gastón, aunque me parece un desproposito de tu parte escribir acá lo que cabe más en un email, agarro el abrazo, y Rafa, mi hermanito, tranquis... Ya, va, va.

Ignacio: gracias por los piropos que dejas por acá.

Bienvenidos a los que visitan por primera vez, ya me daré una vuelta por sus blogs, con tiempo y dedicación, como merecen.

 
At lunes, junio 19, 2006 11:15:00 p. m., Anonymous Daniel said...

Clementina

Excelente recopilación de frases de Borges, no tiene desperdicio.

Saludos

Daniel

 
At jueves, junio 22, 2006 2:32:00 p. m., Anonymous Ignacio said...

Dar, dar, resctato y destaco "dar". A mi me puede pedir lo que no tengo y si me paga con una sonrisa, será el combustible para más.

 
At jueves, julio 20, 2006 9:24:00 a. m., Anonymous angel said...

Espléndido diccionario borgeano que te agradezco descubrir en tu casa. Un maestro indiscutible.


Saludos....

 
At sábado, abril 17, 2010 3:43:00 p. m., Anonymous Anónimo said...

Me cuesta admitir que Borges sea el mejor escritor del mundo...

 
At lunes, agosto 15, 2011 12:10:00 a. m., Anonymous Anónimo said...

Hace tiempo que andaba buscando estas definiciones "borgeanas", ahora solo espero encontrar el libro.

 
At lunes, agosto 15, 2011 12:12:00 a. m., Anonymous Anónimo said...

Espero que alguien me pueda ayudar a encontrar el libro (gratis si fuera posible). Atentamente: Abel Vásquez. Perú.

 

Publicar un comentario

<< Home