26 de septiembre de 2006

De la alegría

He leído que es un sentimiento vital, sería entonces, básico. Pero se escapa tanto, se va por ahí, a ratos no la encuentro. Lo más normal es que encuentre 20 razones para no estar alegre, como pasó anoche y hoy en la mañana con las noticias de un indeseable miembro de la familia.

Como buena cosa, todo tiene un pero: me propuse, luego del planeamiento de estrategias para hacerlo polvo y de los desahogos varios, que debía ganarle a la ira y al desgano. Y tal cual, me hice a la idea de abrir mis sentidos, mi cuerpo y espíritu (recuerdos del yoga de mi vieji querida, Virginia) y empecé, casi de inmediato, a ver. Ver, no de mirar.

Y nada, los gatos en el pasto siguiendo al sol, los aromas primaverales, buenas visitas, chistosos correos amigos, lindos regalos y maravillosos mensajes de mi lindo-precioso, sin más ni más, me sentí de lo más fuerte, positiva, tranquila, ordenada, linda: en definitiva, alegre. En pocas palabras, me puse a mirar la vida, y ahí estaba: la vida genera alegría. Pomposa la frasecita, pero es así, no me voy a dar 20 vueltas, es así.

Pensé luego en mi sobrina, demonio de dos años y medios que ríe y ríe, con la risa exquisita que tienen los peques. Y me acordé de un tema de la pega, en resumen algo asÍ: “el niño, desde la infancia, es educado para la alegría poniéndole en contacto directo con el equilibrio, el orden, la fuerza y la belleza de los seres que le rodean. Los percibe, los siente. Y amarlos para sentirse y amarse a sí mismo como parte integrante de la maravilla del mundo”.


Entonces, la alegría se aprendería, por lo tanto, el aprendizaje de la alegría debería ser parte primordial en el hogar y en la escuela. Y si es verdad que se educa más viendo que leyendo, si los niños ven alegría a su alrededor, serían adultos alegres, o al menos, podrían dominar las herramientas necesarias para cambiar las actitudes deprimentes, negativas y derrotistas, sería la "conditio sine qua non", de una educación para los valores humanos.

Es que creo que la alegría de vivir, de compartir con otros la propia existencia debería ser ley. ¡Si se aprende pues! y se descubre, sobre todo la necesidad de lo positivo, de vivir de forma gozosa.

Me he ido dado cuenta que de a poco los adultos vamos hacia una alegría menos sensitiva y corporal y más interior en la medida en que maduramos mental y psíquicamente. La armonía y el conocerse, y aceptar la realidad que nos ha tocado vivir, preparan el camino, no lo complican. Creo.

Sugerencias (sacadas de un manual de psicología, por si alguien quiere leerlas):
- Elevar el nivel de autoestima, haciendo que se sienta importante y necesario en la familia, en la escuela, en el grupo de trabajo y, en definitiva, que sea apreciado y tenido en cuenta por los demás.
- Llevar una vida ordenada y sencilla, disfrutando de lo pequeño y cotidiano que están al alcance de cualquiera: el descanso, el diálogo familiar, el contacto con la naturaleza, la diversión sana, vivir el presente... pero moderando las exigencias y deseos ya que la búsqueda ansiosa y descontrolada de mayores satisfacciones conduce a la pérdida del propio equilibrio interno y, por tanto, de la verdadera alegría.
- Pensar siempre en positivo. Que el pasado negativo o la inquietud v el desasosiego por el futuro no nos impidan vivir el presente en paz y armonía con nosotros mismos.
- Conseguir que nuestra ocupación o trabajo sea fuente de alegría. Comprobar que el trabajo no sólo es la expresión clara de nuestra vitalidad, inteligencia y capacidad, sino que con él hacemos nuestra aportación a la sociedad, contribuyendo de forma directa al bienestar físico, intelectual, moral o espiritual de los demás.
- Fomentar a cada instante, los sentimientos de aceptación, de conformidad y hasta de complacencia y alegría de la realidad cotidiana, sea cual fuere. La alegría será siempre nuestra fiel compañera cuando convirtamos en hábito el descubrir siempre el lado bueno de las cosas.
- No te conformes con sentir la alegría dentro de ti, haz que aflore al exterior y contágiala a quienes te rodean.
- Aprende a no perder ni un instante en lamentaciones y quejas inútiles sobre algo que es irremediable, como el jarrón que se ha roto, un día lluvioso, el robo del coche, una enfermedad incurable...


nota: (HAY MÁS BORGES VERBAL)

19 Comments:

At martes, septiembre 26, 2006 11:14:00 p. m., Anonymous Sergio said...

Hola Cleme,
Hace un rato que te leo, saltando de blog en blog llegué acá y me pareció muy atractiva tu forma de expresarte.
Con respecto al tema, comparto en parte tu idea. La vida nos ofrece de todo, pero lo bueno es que siempre tenemos la oportunidad de ver las cosas desde distintas perspectivas. Qué bueno que hayas decidido ver, esta vez, aquellas cosas que generan alegría en tu corazón. Ojalá sigas haciéndolo!
Saludos,
Sergio

 
At jueves, septiembre 28, 2006 2:55:00 p. m., Anonymous Ignacio said...

No me equicava con usted cuando alguna vez le escribí que es como una princesa que irradia luz.
Ya voy entendiendo por qué es así.

Besos desde Buenos Aires, Ignacio

 
At jueves, septiembre 28, 2006 7:05:00 p. m., Blogger Pinkerton said...

La alegría se aprende mirando la miseria ajena.

 
At sábado, septiembre 30, 2006 10:17:00 p. m., Blogger rafico said...

Solo sé que unas palabras nunca podrán describir cabalmente lo que somos. Cuando uno se cataloga está mutilando matices.

El catalogo que presentas ayuda sin duda.

No te angusties... que de simas y cimas estamos hechos.

Por otro lado, me parece que no hay un botón que controle nuestros sentimientos...

No estoy deacuerdo con Pinkerton... la miseria ser pulsión para hacer cosas por otros...
La miseria ajena depronto no es tal...

Un abrazo.

 
At domingo, octubre 01, 2006 11:44:00 a. m., Blogger Ciriaco Pescador said...

¿le preguntaste a algún maestro de escuela si es que existe alguna metodología para aprender a ser alegre?, ¿o simplemente se trata de una utopía tuya?, ¿o crees que todo se puede adquirir o aprender con un buen manual?, ¿o crees tú que lo principal, el contacto esos seres luminosos que irradian lo que pretendes encontrar en un libro, está de más y no es, en caso alguno, lo realmente fundamental?, ¿o crees que hablar una vez más, es decir, otra opinión más, acerca de como vamos encontrando pildoritas autocompasivas, todas con garantía de felicidad y alegría, que probablemente sirvan a más de algún moscardón entristecido sorprendido volando bajo?, ¿o planteamos mejor que la verdadera alegría no existe, y lo que debieses procurar y transmitir a los demás es lograr la "plenitud", asumiendo el dolor y la tristeza como parte ineludible de nuestras vidas?. Eso. (por ahora)

 
At domingo, octubre 01, 2006 9:44:00 p. m., Blogger Clementina said...

Don Ciriaco:
1. No
2. Algo asì, es más bien empírico.
3. Definitivamente no
4. No le entendí.
5. También se le fue el hilo de la redacción.
6.Ni lo uno ni lo otro. Más bien sí, creo que se puede ser plenamente alegre, lo que no significa ir por la vidahaciéndose los lesos, que pa eso, hay hartos lesos pululando.

 
At lunes, octubre 02, 2006 1:39:00 a. m., Blogger Ilustre hijo de la maestranza San Eugenio said...

Gracias.


Madrugada del lunes 02 de octubre, no duermo, me dedico a mirarlas mientras duermen y tus palabras me hacen sentirme bien.


cariños

 
At lunes, octubre 02, 2006 10:35:00 a. m., Blogger Clementina said...

Qué rico. Hace tiempo que no te leía tranquilo, aun cuando no duermes.
Besitos.

 
At jueves, octubre 05, 2006 9:50:00 a. m., Anonymous Aldeana said...

Yo también estoy convencida de que hay días en que si te quieres desanimar lo consigues en un segundo, y si quieres animarte también puedes...
Hale... a animarse!!
A ver las cosas pequeñitas que te alegran la vida...

 
At sábado, octubre 07, 2006 10:29:00 a. m., Blogger Jorge Saavedra said...

Nos falta contagiarnos más, de eso no hay dudas.
Es que cuesta sintonizar aquello, en muchos...
Acuérdate de mi blog, mira que las flores no estarán tan presentes, pero bueno... Algo se hace.

 
At sábado, octubre 07, 2006 10:29:00 a. m., Blogger Jorge Saavedra said...

Nos falta contagiarnos más, de eso no hay dudas.
Es que cuesta sintonizar aquello, en muchos...
Acuérdate de mi blog, mira que las flores no estarán tan presentes, pero bueno... Algo se hace.

 
At sábado, octubre 07, 2006 10:30:00 a. m., Blogger Jorge Saavedra said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
At sábado, octubre 07, 2006 10:31:00 a. m., Blogger Jorge Saavedra said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

 
At sábado, octubre 07, 2006 11:46:00 p. m., Blogger Ilustre hijo de la maestranza San Eugenio said...

putas el lolo reiterativo.

pero buena gente

 
At martes, octubre 17, 2006 4:07:00 p. m., Blogger El Rajá Rafa said...

Si poh, además, las mejores energías las gastas en reir, desde la guata, de verdad, y más si se tiene linda risa. Ahhh! claro que sin contar el sexo. Jajajaja
Lo otro cabrita: yo creo que lo que pasa que cuando vamos creciendo nos ponemos a pensar más en los bienes, en los materiales, no en lo que nos hace bien a nosotros como seres humanos. hasta el más pillo se compra la pomá del comercial y se compran todo y basan sus felicidad en eso.
Menos que uno a veces puede encontrar un poco más de sensatez.

Abrazos chiquilla de la capital

 
At miércoles, octubre 18, 2006 11:56:00 p. m., Anonymous jugarte said...

me pasa algo increible cuando leo este post, el primero en que me atrevo a dejarte unas palabras despues de taaanto tiempo. me pasa que das en el clavo en algo que podria ser de perugrullo, y por lo mismo cobra nuevo valor en este ejercicio catartico que haces. el aprender de la vida va mas alla de lo eruditos que podamos ser o pretender ser. como seres humanos vemos siempre que es "bueno" crecer a traves de las artes y las letras, pero somos tan minimos que olvidamos que ahi, en lo sencillo estan TODAS las respuestas.
me paso hoy clem, que al leerte renove el voto en esas simplezas que de tan nimias que son nunca echamos a mano cuando las necesitamos. gracias!. muchas y en serio.

 
At miércoles, octubre 25, 2006 3:34:00 p. m., Anonymous Ignacio said...

Preciosa, actualice su blog, va a ser un mes que no deleita con algo.
También diría que ya es época de que cambie la fotografía, con tanto cuello le va a dar calor.

Con cariño, Ignacio.

 
At miércoles, octubre 25, 2006 3:36:00 p. m., Blogger Clementina said...

De nada don Jugarte. Pa eso estamos amigo seudo virtual... vos cachai poh!

Ignacio! tienes razón, pero no tengo nada "chori", jajaja, nada así como de peso o que amerite que habra un word y me de a escribir. Lo de la foto, tamos de acuerdo, tengo unas nuevas por ahí, del celu, pa variar, a ver si al final del día la pongo.

Saludos y cariños también.

 
At viernes, noviembre 03, 2006 5:22:00 p. m., Blogger hexagram said...

Disculpa
Ando medio bajoneado hoy, y aunque me guardo esas cosas para mí...creo que tu blog es de lo más apocalíptico y me ha dejado peor . :/.

Bueno, eso.
Buscaré algo más alegre hoy.

 

Publicar un comentario

<< Home