3 de febrero de 2009

Al final, sí había harto que decir.

Hace tiempo que tengo la intención de escribir algo. No ha pasado mucho. Todo lo significativo está escrito.

La vida ha ido pasando, y quizás la crecanía de los 34 me tienen más conectada. Un poquito. Nunca me pierdo de vista. Sólo me hago un poquito la loca. Pero estoy. Siempre he estado ahí.

No se por dónde partir. No sé tampoco si debo tener un inicio. Creo que siendo verano, después de un año tremendamente complejo en lo laboral, en lo amoroso y ni decir de la salud de la familia, mis expectativas están más manejadas.

Usualmente estaría semi amurrada por no tener vacaciones de corrido aunque tenga tres semanas de vacaciones. Otra vez no coinciden las vacaciones con las amigas. Y, siendo soltera, ¡¡qué manera de disminuir las opciones!!

Me siento parte de uno o dos o tres grupos de amigos maravillosos, llenos de risas, de real interés por las historas de cada quien. Cada cierto tiempo aparece un hombre deslumbrado por vaya a saber qué cosa de mi. Yo me quiero un poquito más. Debe ser eso. Claramente me dejo querer...

Aún la vida laboral no me cansa. Me gusta tener harto trabajo. Estar bien ocupada, pero siempre, siempre me doy tiempo para patanear por MSN, FB, Google, Wikipedia y por fono. Sigo siendo yo!¡. No me escondo en la pega. Puchas que quiero que eso siga siendo así toda la vida.

Estoy al borde de los 34 y me siento tan adolescente el 50% del día y tan joven el resto. Ayer un amigo decía algo así como "qué empeño de la vida por hacer que el cuerpo diga que somos de 30 y algo, y por no dentro no". Toda la razón.

Aún me levanto poniendo música a todo chancho y a dónde sea que me desplazo, es con el mp3 player enchufado a todo lo que da. Aún disfruto escuchar música de noche con la ventana abierta, velas y aromas. Aún vibro de sobremanera con el cine. Y lloro ídem. Quiero volver a querer leer como enfermita. Siento que está cerca el deseo.

Aún me preocupa saber dónde están durmiendo mis gatos y si son felices. Aún pienso más en el happy hour del San lunes y sobre todo del San jueves. Ni hablar del finde. Aunque el sábado me da por estar más tranqui.

Pienso también cuándo será mi despegue. No debería seguir dilatando mi avance definitivo por la vida. Pienso que una cosa es no sentirse de "34" y otra es quedarse pegada por lo mismo. No creo que sea bueno seguir desafiando la vida. Me refiero a perder lo ganado.

Quiero y adoro mi libertad. Y también la quiero regalar a un "él".

Etiquetas: , , ,

2 Comments:

At martes, febrero 17, 2009 9:06:00 a. m., Blogger Sandra said...

Clem:
Que alegria volver a leerte, sobre todo con un desaparramo de emociones tan nítidas y bellas. La juventud no renuncia nunca a nustras miradas..tal vez somos nosotros los que le vamos dando la espalda, por miedo.
No dudo que esa libertad que tanto amas, sabrá arrullarse en algún momento cercano a otra libertad para unir sus alas.
Un beso gigante... de corazón te repito.. que rico saberte aqui.

 
At lunes, marzo 22, 2010 8:22:00 p. m., Blogger ιпа магчпа ☂ said...

Que bonito!
me da gusto conocer a gente de chile! :] un saludo y buena vibra!

 

Publicar un comentario

<< Home